Los impuestos son importantes y esenciales para el buen funcionamiento del gobierno de cualquier país. Por lo tanto es una obligación de los contribuyentes a cambio de la buena administración de los recursos que invariablemente se deben reflejar en mejores servicios hacia la ciudadanía en general. 

La primera forma más conocida para cobrar impuestos es el IVA (impuesto al valor agregado), el cual se incluye en los productos y servicios que adquirimos todos los días. En México el IVA es del 16%. (Excepto en la zona fronteriza)

El segundo impuesto más común es el IRS (impuesto sobre la renta), si ganaste un ingreso como por ejemplo tu sueldo, una parte debes pagarla al gobierno como impuesto.

En México los contribuyentes catalogados como personas físicas pagan una tasa del IRS desde 1.9% y hasta el 35%, lo cual dependerá de la cantidad de ingresos que perciban. 

En nuestro país existe una ley que se llama LISR (ley del impuesto sobre la renta), y entre otras de sus declaraciones está la de cobrar un impuesto  a los rendimientos que se obtienen de las inversiones.

¿Por qué se cobran impuestos a las inversiones?

Cuando tú inviertes en mercados financieros puedes conseguir rendimientos de muchas formas, ya sea porque el precio de tus acciones suba, que recibas dividendos de ellas, o quizá generen intereses en un instrumento de deuda (has prestado dinero y te pagarán intereses por ello). Todos estos son catalogados como ingresos, y por tanto, entran dentro de la Ley de Ingresos Sobre la Renta de nuestro país. 

Bitcoin symbol on smartphone screen and cryptography concept.

¿Qué porcentaje se paga por las inversiones?

Durante el ejercicio fiscal 2021, la tasa de retención anual a que se refieren los artículos 54 y 135 de la Ley del Impuesto sobre la Renta, será del 0.97 por ciento.

En caso de inversiones en renta fija como CETES, bonos o fondos de renta fija, entre otros, el impuesto final que tienes que pagar es sobre el interés real ganado, tu broker regulado y avalado por las autoridades financieras de tu país, hará la retención sobre el capital invertido que podrás acreditar en tu declaración anual. 

En el caso de los fondos de inversión, los intereses que se van ganando en tu inversión de renta fija son calculados de manera diaria. Tu broker hará una retención sobre el valor de la inversión.

El inversionista pagará en su declaración anual el impuesto sobre la renta real pudiendo acreditar el impuesto retenido por su broker.

Por otro lado, en el caso de las inversiones de renta variable, donde puedes obtener rendimientos de dos formas:

  1. Al subir el precio de tus acciones.
  2. Cuando recibes un pago de dividendos.

Independientemente de cuál haya sido la forma en la que obtuviste ese rendimiento, deberás pagar impuestos por ello. 

Si eres contribuyente catalogado como persona física, estás obligado a pagar un 10% sobre las ganancias netas en acciones operadas por medio de tu broker.

Te invitamos a formar parte de la comunidad de más de 1500 alumnos de nuestro curso “Inteligencia Financiera GSP”. Donde podrás conocer más sobre estos temas.

Comentario (1)

  1. Tanya Pacheco
    2 septiembre, 2021

    Me pareció muy amigable el articulo, entendible y claro a cualquier nivel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja tus datos para inscribirte en la MasterClass Gratuita

Deja tus datos para inscribirte a la Clase Gratuita de IFGSP